Jugabilidad sistémica: ¿será el futuro de los videojuegos?

Responsive image

Acá te contaremos lo que es y porque muchos desarrolladores como Nintendo o Ubisoft están incorporando esta nueva forma de jugabilidad para dar más realidad y libertad sin seguir un orden pre establecido y así sacar un mayor provecho en sus videojuegos.

¿Pero a que nos referimos con jugabilidad sistémica?

Básicamente se refiere a la conexión existente entre varios sistemas dentro de un videojuego diseñados para relacionarse unos con otros, en otras palabras esto quiere decir que sistemas de combate, de clima, de ecosistema, entre otros, quedan interrelacionados para combinarse y generar situaciones sorprendentes entre ellos. Esto conlleva a la generación de un mundo “vivo” sin la necesidad de la intervención del jugador.

Esta forma de jugabilidad basada en la relación de varios elementos es posible gracias al comportamiento de cada sistema y las reglas que lo rigen. Cada uno de ellos tiene entradas y salidas, lo que define su respuesta ante cada situación, por ejemplo, la reacción de un personaje ante la lluvia puede ser buscar refugio en una edificación cercana. También podemos encontrar este comportamiento en la vida salvaje, como en Far Cry 4, en donde los animales son capaces de atacar a humanos si se encuentran con ellos y de la misma manera estos se defienden o huyen. 

Responsive image
Far Cry 4 / Ubisoft

Este tipo de situaciones da cabida a otro concepto: la jugabilidad emergente, que consiste en la generación aleatoria de escenarios debido a la interacción de distintos sistemas simultáneamente. Cuando a esto le agregamos la forma en que el jugador enfrenta las circunstancias se genera un sinfín de posibilidades que aumentan la sensación de libertad, al contrario de lo que ocurre en juegos con sistemas pre-definidos. Zelda breath of the wild (para Nintendo switch) es un buen ejemplo de la jugabilidad emergente ya que permite recorrer su mapa sin seguir un orden pre establecido, y según vayas avanzando en el videojuego se dará lugar a múltiples alternativas como utilizar el clima o algunos objetos a tu favor para enriquecer la experiencia de juego.

Responsive image
Zelda: Breath of the Wild / Nintendo

Para ir cerrando la nota hay que mencionar que cada decisión que tomes afectara de manera distinta la experiencia en el videojuego y aunque hay ciertos detalles que se podrían mejorar, la sinergia que existe entre la jugabilidad sistémica y emergente permiten hablar de cierto realismo dentro de ese mundo ficticio. Gracias a la interacción de sus elementos y a lo que es capaz de ofrecer, es posible que con el tiempo vaya mejorando e integrándose a una mayor cantidad de videojuegos.


No olvides darle like a Rampage.cl en Facebook para ver más contenido :)